16 de octubre de 2017

El cuerpo (Stephen King)



Stephen King está de moda, este verano se estrenó la primera parte de "La torre Oscura" en los cines, ahora tenemos "IT" en cartelera. Las obras del maestro del género siguen siendo un filón para la industria cinematográfica. Basta navegar por la red para encontrar diversas elucubraciones sobre "el orden" de lectura de la extensa obra de King. En este blog, no hemos seguido ningún orden, entre otras cosas porque no existe una secuencia correcta para su lectura, si acaso, orden cronológico de publicación.

Con orden o sin él, hoy pasa por el blog "El cuerpo", novela corta de 1982 (The Body) situada en "Castle Rock", localidad que King ha reutilizado en diversas ocasiones en muchas de sus novelas.

La trama es simple y directa, y como es habitual en King, los protagonistas son unos niños adolescentes un tanto marginados, que forman un núcleo duro basado en la amistad y una imaginación desbordante. 

Uno de los chicos de la pandilla cuenta al resto que conoce un sitio donde pueden ver un cadáver, "un cuerpo" de otro joven arrollado cerca de la vía del tren. Preparan el viaje hacia allá como si de una expedición aventurera se tratara, y conforme se van acercando a su objetivo van estrechando lazos de amistad, a la vez que aumenta el miedo hacia lo que van a encontrar al final de su viaje.

Tras duras penalidades, los chicos llegan a ver el cuerpo inerte cerca de las vías; pero no están sólos, otros chicos mayores también han llegado al mismo lugar, con la misma curiosidad, y las mismas ganas de ser los primeros en descubrir el cadáver. La disputa entre los grupos está servida.

Novela adaptada al cine "Stand by me" que obtuvo una nominación a los Oscar de 1986. King en estado puro, esa pérdida de la niñez narrada en forma de viaje iniciático, el enfrentamiento con la muerte por primera vez, la inocencia perdida, y la vida sigue, sólo quedan difusos recuerdos de la infancia, que llegan como fogonazos en la rutina diaria de los adultos, y evocan recuerdos agradables de tiempos mejores que nunca volverán.

Nota: 6,5/10

3 de octubre de 2017

Muriendo en Bangkok (Dan Simmons)


Para los que buscan una lectura rápida y les guste la temática del vampirismo, "Muriendo de Bangkok" del autor Dan Simmons es un relato que deben marcar como obligatorio. Llega al blog avalado por los premios Locus y Bram Stoker de novela corta de 1994.

Dos soldados deambulan por los bajos fondos de la ciudad de Bangkok, quieren desahogarse de las miserias de la guerra, por ello buscan experiencias fuertes en algunos sórdidos locales, espectáculos sexuales, prostitutas y mucho alcohol. El dinero fluye de manos, los dólares convertidos en moneda local dan para mucho, de manera que acaban en un antro donde vivirán una experiencia que no podrán olvidar. Mara, una exótica mujer sube al escenario con su hija pequeña en brazos, sentado, un tailandes rico y gordo va a recibir un tratamiento sexual muy especial, donde el placer y la sangre se mezclan a partes iguales. Días después su compañero de batallas muere al recibir la misma sesión de Mara.

Veinte años después, tras mucho buscar y haberse convertido en médico, el doctor Merrik vuelve a buscar a Mara en Bangkok, quiere devolverle el favor a la vampiresa por haber acabado con la vida de su mejor amigo, y tiene un macabro plan para vengarse de ella.

Hasta la primera mitad del relato he de reconocer que pensaba que me había equivocado de género, y estaba leyendo algo que no tenía ninguna relación con la temática de este blog. Después el vampirismo emerge con fuerza, entremezclado con escenas sexuales bastante fuertes, y el relato se lee con avidez de un tirón hasta el final.

Nota: 6/10

Damon (C. Terry Cline)



Hoy estamos de celebración en el blog, superamos la barrera de 1.000 horas de lectura y los 200 ejemplares leídos. Todo un ironman de lectura transcurrido durante los últimos tres años, y un reto para el pequeño kindle que se ha comportado como un jabato. Ha sido un camino con altibajos, con grandes obras descubiertas y pequeñas decepciones entre medio. Como la vida misma.

Damon, novela de C. Terry Cline de 1975 es la historia de un niño de cuatro años que aparentemente tiene una doble personalidad, una normal acorde a su edad, la otra enigmática, lo convierte en un adulto con tendencias salvajes. Durante los periodos de transformación aumenta su agresividad así como su capacidad para leer la mente de los demás, de manera que sus padres se ven obligados a dejarlo en manos del psicólogos, que trataran por todos los medios de averiguar la causa de esa conducta.

Una primera teoría apunta hacia un problema glandular, pero durante todo el relato sobrevuela por el libro la idea de posesión demoníaca. Sin embargo el equipo de psicólogos trata de racionalizar todos los sucesos desde el punto de vista científico, dejando inactiva cualquier posibilidad de fenómeno sobrenatural.

Sin duda gustará a los amantes de la psicología y psiquiatría, se mezcla terror, suspense y conocimientos médicos a partes iguales, resultando un cóctel muy prometedor, con una intriga in-crescendo y una culminación final que deja bastante que desear.

Quizá el fallo está en otorgarle demasiada importancia a la ciencia y burocrácia médica y salpicar la narración con descripciones sexuales innecesarias. Todo ello hace que toda la intriga acumulada en la primera mitad del libro se diluya poco a poco, dejando al lector un poco desencantado.

Nota: 6,5/10

22 de septiembre de 2017

La Maldición de Hill House (Shirley Jackson)



Teniendo en cuenta que la escritora Shirley Jackson es encumbrada como un referente del género de terror para autores consagrados con S.King o R.Matheson, y que la novela está fechada en 1959, esa década prodigiosa de los 50 que tantas novelas excepcionales ha generado, con todos esos ingredientes mis expectativas ante "La maldición de Hill House" estaban muy altas, y por ello la decepción tras su lectura ha sido mayor, dejando la primera muesca de "poco recomendable" en las novelas leídas de esta década.

La trama ya es un clásico en los relatos de casas encantadas, un grupo de desconocidos recibe la extraña proposición de pasar unos días en una casa conflictiva con un historial reconocido de fenómenos paranormales, algunos de ellos aceptan la propuesta y se reunen en Hill House dos mujeres, Eleanor y Theodora, y dos hombres, el Dr. Montague que dirige el experimento,y Luke, un joven adinerado, sobrino de la dueña de la mansión.

Tras las presentaciones y juegos preliminares toca pasar la primera noche en la mansión, todos alertas a fenómenos extraños duermen poco, pero no sucede absolutamente nada. Después comienzan a suceder cosas extrañas que parecen travesuras infantiles. Una de las mujeres acusa a la otra de ser ella la que provoca esos efectos, la otra lo niega, aunque no logra convencer al resto del grupo.

La novela se va cargando ambientalmente, con la misma rapidez que los personajes discuten entre ellos, sin embargo el final es bastante deprimente y deja al lector con cara de haber perdido tres horas de su vida.

La novela ha sido versionada en el cine en varias ocasiones, algunas de ellas no se parecen en nada al libro original, lo que en este caso puede ser una ventaja.

Nota: 4/10

12 de septiembre de 2017

TicTac (Dean Koontz)



Vuelve a visitarnos en el blog Dean Koontz, un autor que se lee fácil pero he de reconocer que no llega a engancharme nunca, quizá por su falta de profundidad en los personajes, o bien, por la poca credibilidad de sus relatos.

TicTac es la historia de Tommy Phan, un norteamericano de origen vietnamita que lleva una vida irrelevante como escritor de novelas de detectives. Un día al llegar a casa encuentra una muñeca de trapo un tanto siniestra, como si de una maldición vudú se tratara, la muñeca cobra vida y se transforma en un ser repugnante que da un ultimatum a Tommy: No conseguirar sobrevivir un día más.

A partir de de ahí, Tommy comienza su huida del engendro que tratará de acabar con su vida por todos los medios, por el camino Tommy conoce a una camarera que le ayudará, resultará ser su media naranja, y le dará un poco de vidilla al relato.

Situaciones inverosímiles sin explicación aparente, que se resuelven con un final aún más extraño, al parecer todo se trata de una "maldición por encargo" que se les ha ido de las manos.

Algo que algunos iluminados catalogan como horror-comedy y otros simplemente etiquetan como "patético".

Nota: 6/10

27 de julio de 2017

El aprendiz de carnicero (Patrick McCabe)



Si el irlandés Patrick McCabe nos dejó fríos con "Bosque frío", hoy se redime en este blog tras la lectura de "El aprendiz de Carnicero" (1992), una novela escrita con un estilo muy peculiar, en primera persona y sin utilizar muchos signos de puntuación, lo que obliga al lector a realizar un esfuerzo extra para no perder el hilo conductor de la trama.

La historia discurre en un pequeño pueblo irlandés. Francie es un niño peculiar, al cual le gusta correr aventuras con su inseparable amigo Joe.

Francie tiene una fijación por la perfecta familia Nugents, una mezcla de envidia y odio le corroen, quizá debido a que su familia es un desastre, su padre un borracho, y su madre con problemas mentales. Todo empieza con una chiquillada, Francie roba unos tebeos al hijo de los Nugents, la Sra Nugents se le encara y le insulta diciendo que su familia son unos cerdos. Este comentario queda grabado en la mente del chico.

Tras la visita de su tío se produce una pelea en casa de Francie, éste se escapa y huye a la ciudad, cuando vuelve a casa recibe de forma cruel la noticia de que su madre se ha suicidado, por si fuera poco, su insensible padre lo culpa a él por haberse marchado.

Es aquí donde la maleable mente del chaval va cogiendo un camino peligroso. Francie se cuela en casa de los Nugents y defeca imitando a un cerdo en una de las habitaciones. Al llegar los Nugents llaman a la policía y Francie es internado en una escuela de curas con la idea de enderezarlo. Sin embargo la institución resulta ser un foco de pederastas que quieren abusar de Francie, y lo único que consiguen de él es profundizar más en su locura.

Al salir del internado Francie busca a su amigo Joe, sin embargo éste ya no quiere saber nada de él, no sólo eso, sino que ahora es uña y carne con el hijo de los Nugents. 

Francie quiere ser responsable, le dice a su padre que va a encontrar un trabajo, y que se ocupará de él por el resto de su vida. Entra a trabajar en la carnicería del pueblo, allí aprende la brutal técnica de matar a los cerdos, y trabaja constantemente con las vísceras de los animales.

Tras un aviso, la policía se persona en casa de Francie para descubrir con horror que su padre lleva muerto mucho tiempo. Francie es internado por un tiempo en una institución mental.

Tras su salida Francie vuelve al trabajo en la carnicería, decide llevarse la herramienta para sacrificar cerdos, y visita la casa de los Nugents, allí se desencadena un macabro final.

Sobrecogedora historia, muy humana, cargada de odio, envidia, amistad, locura, y otros ingredientes capaces de transformar una persona cuerda en un monstruo teledirigido. La cuestión es ¿Francie se hubiera comportado igual en el seno de una familia normal?,  ¿La sociedad genera monstruos?

Nota: 8,5/10

18 de julio de 2017

Rabia (Stephen King)



Corrían los años finales de los setenta, Stephen King en plena efervescencia literaria se había consagrado como uno de los autores superventas, el mundo editorial, siempre atento a los movimientos del mercado sugirió al autor, para no quemar su imagen, no publicar más de un libro al año. Fue como intentar contener al mar con un dique de palillos, imposible, ante el hervidero de ideas que bullían en la mente de King el nacimiento de Richard Bachman fue inevitable, un pseudónimo, un alter ego del original bajo el cual King publicó siete novelas, la primera de ellas "Rabia" en 1977.

"Rage" o "Rabia" está considerada una novela maldita, descatalogada desde hace años, y repudiada por el propio autor, quien con el paso del tiempo llegó a arrepentirse de haberla escrito.

"Rabia" es la historia de Charles, un joven estudiante problemático que decide plantarse ante el sistema establecido. Tras agredir a un profesor, insultar al director, y quemar su taquilla, mata a sangre fría a dos profesores y mantiene secuestrados a sus compañeros de clase a punta de pistola.

Charles pone en evidencia a los adultos. Padres, policías, periodistas, negociadores y psicólogos se apiñan a las puertas de colegio a la espera del desenlace final; sin embargo, dentro del aula el resto de chicos no parecen tener miedo, sufren una especie de síndrome de estocolmo que hace aflorar lo bueno y malo de cada uno de ellos. Durante el encierro los chicos comienzan a desvelar historias de su pasado, como si Charles fuera un confesor y estuvieran en un acto de arrepentimiento.

¿ Conseguirá el joven salir airoso de este lío?, todos los números indican un fatal desenlace, incluso él mismo pronostica un único posible final en el laberinto que se ha metido.

Tras la publicación de la novela varios incidentes similares ocurrieron en institutos norteamericanos. Los casos de los adolescentes Cox en 1988, Pierce en 1989, y Carneal en 1997 están marcados por el mismo denominador, posesión de armas en la escuela, secuestro de clase, y en el último caso matanza de estudiantes;sin embargo hubo un nexo común en todos los casos, Cox había leído varias veces "Rage", a Pierce le encontraron un ejemplar de "Rage" en su habitación, y en la taquilla de Carneal hallaron una copia de esta novela.

¿Coincidencias?,  ¿Puede influir un libro tanto en la mente juvenil?, sea como fuere, tras el tercer incidente King tuvo ya bastante y retiró "Rabia" del mercado. Entiendo su decisión, nadie quiere ver que su criatura engendra monstruos sin parar; sin embargo no puedo compartirla, ¿ cuantos libros habrán influenciado mentes perturbadas ? ¿ cuantos por el contrario habrán inspirado acciones dignas de ser contadas ? Creo que el autor no ha de hacerse responsable de sus palabras, allá cada cual con sus interpretaciones.


Nota: 7/10

11 de julio de 2017

Los sueños en la casa de la bruja (H.P Lovecraft)


Tengo el blog un poco abandonado, reconozco que estoy siendo infiel con otros géneros literarios; no sólo de terror vive el hombre. Eso no quita para que haga un hueco al señor Lovecraft y reserve una hora de lectura para "Los sueños en la casa de la bruja", un relato ligero de la saga de los mitos de Cthulu publicado en 1933.

La acción, como el autor nos tiene acostumbrado discurre en la ciudad de Arkham, Walter Gilman es un estudiante de matemáticas con una gran curiosidad por conocer todo lo que le rodea, por ello decide alquilar una habitación en la casa donde la leyenda local dice que vivió una bruja que escapó de los juicios de Salem gracias a su capacidad para viajar por otras dimensiones.

El joven experimenta en la habitación de la hechicera unos extraños sueños que mezclan lo real con lo imaginario, y lo transportan a una espiral de horror en una dimensión paralela a un destino fatal.

Lovecraft amalgama en Walter Gilman al hombre culto, de ciencias, con espíritu inquisitivo, y con una gran apertura de miras hacia las leyendas y temas prohibidos. Varios personajes peculiares desfilan por la pluma de Lovecraft: Una criatura híbrida entre rata y humano, el hombre de negro, el Dios Azathoth, todos ellos salpimentados con citas del libro prohibido: El Necronomicón.

Otro relato donde queda patente la afición de Lovecraft por la ciencia de su época, y sus conocimientos profundos de la mitología a lo largo de los tiempos. Sin embargo se echa en falta algo de fuerza narrativa, ese pinchazo que llega a la médula del lector y lo hace estremecer, eso precisamente no lo encontramos en este relato.

Nota: 6/10

12 de junio de 2017

El secreto de Gaudlin Hall (John Boyne)


Por 25 pesetas -o euros, da igual-, decir escritores irlandeses que se hallan atrevido con el género de terror... tic, tac, tic, tac... Bram Stoker, tic, tac, Charles Maturin, tic, tac, tic, tac, Oscar Wilde,...yyyyyyyyy,  ahora también John Boyne. ¿ Que no nos suena de nada ?, normal, pero y si digo "El niño con el pijama de rayas", igual la cosa cambia. En efecto, John Boyne es autor de ese bestseller llevado después a la gran pantalla con bastante éxito. Menos conocida es su incursión en el género del terror, con la novela que hoy nos acompaña "El secreto de Gaudlin Hall". 

Así que nos ponemos cómodos en nuestro mejor sofá, pies en alto, pipa en mano, kindle en regazo, y aire fresquito sobrevolando nuestro cogote, porque la historia que vamos a descubrir bien merece que prestemos toda la atención y no perdamos detalle. Sin más dilación:

La joven Eliza sufre la pérdida de su amado padre, la burbuja de protección paterna se pincha y se ve abocada a buscar un trabajo, un anuncio para cubrir el puesto de institutriz en Norfolk llama su atención, tras su solicitud la incorporación al trabajo es inmediata, el lugar, la mansión de los Westerley, una noble familia con una historia terrible a sus espaldas que Eliza desconoce por completo.

Al llegar a la casa Eliza conoce a los niños que debe cuidar, Isabella la mayor, y el pequeño Eustace, sin embargo no hay ningún adulto en casa con ellos, ¿ Dónde están sus padres ? ¿ Quién prepara la comida ? ¿ Quién cuida de la casa ?, no parece haber nadie más que los niños y el viejo cochero que ni siquiera vive en la misma finca.

Eliza pronto comienza sufrir en sus carnes ciertos fenómenos paranormales, cuando intenta hablar con el administrador de los Westerley se le niega la información primero, y después recibe algunas explicaciones sobre la familia que le hacen estremecer.

El pánico arrecia cuando Eliza se entera que los niños han tenido cuatro institutrices en el último año, tres de ellas muertas en extrañas circunstancias y la última huyó despavorida de Norfolk para no volver jamás. Al parecer la difunta madre de los niños no va a permitir que nadie cuide de sus hijos, y su próximo objetivo es la nueva institutriz, que sin embargo contará con una inesperada ayuda.

John Boyne nos transporta literalmente al corazón de una novela gótica con todos los ingredientes del género, y con un estilo que muy bien podría haber firmado el mismo Henry James en su "otra vuelta de tuerca". Una delicia de novela para los amantes del género, con un terror fino, sutil, dejando entrever pero no mostrando a pecho descubierto, unos ambientes muy bien recreados, y un tempo del relato in-crescendo que culmina en un final correcto.

Nota: 8,5/10

24 de mayo de 2017

La casa vacía (Algernon Blackwood)


En la anterior entrada del blog la casa de Amitville fue la protagonista, en esta entrada le toca el turno a otra casa, "La casa vacía" de Algernon Blackwood, que da título a uno de los relatos más famosos de autor, pero a la vez es la antesala de una antología de relatos de 1906.

Como siempre, Algernon no deja indiferente al lector, o aburre hasta la saciedad, o hace que un escalofrío recorra tu espina dorsal, no hay término medio. Por este blog ya han pasado tres libros de este enigmático autor: "John Silence", "Los Sauces" y "El Wendigo", y con el tiempo parece que le voy cogiendo cierto cariño, aunque reconozco que donde mejor se desenvuelve Algernon es con sus historias ambientadas en la naturaleza abierta, ahí estamos ante el auténtico maestro del género, si es que existe el género del terror en la naturaleza, claro.

En esta perdigonada de relatos, el autor se atreve con casas encantadas, fantasmas, apariciones, y no deja de lado sus relatos ambientados en espacios abiertos, como "El valle de las bestias" o "Lobo corredor", para mi gusto, sin duda, los mejores relatos que podemos encontrar en esta recopilación.

Fuera de estos dos, el resto de relatos flojean bastante, uno de los que se salva del tedio es "El hechizo de la nieve", curioso e inquietante, los demás no han aguantado muy bien el paso del tiempo, y es que hoy en día, pocas cosas nos causan impresión.

Nota: 6/10

12 de mayo de 2017

El horror vuelve a Amityville (Jay Anson)


En este blog hemos viajado varias veces a lugares malditos. El Resplandor, Apartamento 16, Malpertuis, Relato de Otoño o La casa infernal, son buenos ejemplos de ello. Todos tienen algo en común, han nacido de las mentes de sus autores. Sin embargo "El horror vuelve a Amityville" es un relato de un lugar maldito basado en unos hechos acontencidos en el famoso número 112 de Ocean Avenue de Amityville, un lugar de peregrinación para los aficionados a los fenómenos paranormales.

El planteamiento del autor es narrar los hechos a partir de las declaraciones de la familia afectada, el padre Mancuso, como sacerdote de la zona, el policía encargado del caso, y las posteriores reconstrucciones de los hechos de personas que visitaron la casa. A partir de esta amalgama de contenido, Jay Anson ordena cronológicamente los hechos y los expone de forma cruda al lector.

Todo comienza en las navidades de 1975 con la familia Lutz en busca de su casa ideal para vivir. La zona de Amityville se escapa a sus posibilidades económicas, excepto por un caserón en el 112 de Ocean Avenue, sospechosamente barato. Allí un año antes un chico acabó con la vida de toda su familia. Al ser interrogado por la policía solo acertó a decir que la casa le había inducido a hacerlo.

Los Lutz no creen en supersticiones ni maldiciones, así que en las navidades de ese año se instalan en la casa. Así comienza el calvario de la familia, alguna fuerza sobrenatural comienza a hacerles la vida imposible. Los Lutz sufren frío polar, ventanas rotas, apariciones fantasmales, levitación, transformación corporal, objetos que se mueven, y otros percances capaces de poner los pelos de punta a cualquiera.

Su resistencia se va quebrando poco a poco, ni siquiera la ayuda del padre Mancuso sirve para alejar la enorme fuerza demoníaca que se ha apoderado de la casa. Un mes después los Lutz abandonan el lugar y cuentan a la prensa este abominable relato.

Los explicacionologos (término que acabo de acuñar para referirme a las personas que siempre quieren explicar todo de forma lógica), dicen que el relato de los Lutz fue un fraude, se rumorea que el asesino de la familia anterior (DeFeo de apellido) hizo un trato con la familia Lutz para que vivieran un tiempo en la casa y contaran toda clase de fenómenos paranormales, con el fin de que su versión de los hechos en el juicio quedara respaldada, y de esta manera obtener una pena menor. Sin embargo la familia Lutz se sometió a las pruebas del polígrafo en un conocido programa televisivo americano, quedando demostrado que decían la verdad.

Desde entonces Amityville ha generado ríos de tinta y una decena de películas. Tras los Lutz la casa ha sido habitada por otras familias, y ninguna de ella ha vivido nada parecido, por ello el fenómeno ha quedado como una curiosidad y un lugar de culto para los cazadores de poltergeists.

Nota: 8/10

4 de mayo de 2017

El alzamiento (Brian Keene)


Cuando una temática se repite demasiadas veces acaba cansando. En los últimos años, por no decir, décadas, hemos sufrido una invasión zombie en las estanterías de las librerías, a eso hay que sumar las series de televisión tipo "Walking dead", y el empacho de zombie se ha consolidado con películas y videojuegos ambientados en entornos post-apocalípticos.

El Alzamiento, novela de Brian Keene de 2003, fue una de las primeras en abrir el melón de este movimiento zombie que tanto ha calado en nuestro día a día.

Frente al estereotipo del zombie simplón y lento de reflejos, Keene sorprende con unos zombies más evolucionados, capaces de hablar y empuñar armas, y tan rápidos como las personas.

El germen del alzamiento comienza en un laboratorio experimental, los zombies cobran conciencia de raza predominante, los humanos son solo alimento, carne fresca para saciar el hambre.

Keene conjuga un elenco de personajes perdedores en el mundo real: un divorciado, un cura, una prostituta, y los convierte en héroes y supervivientes en el mundo apocalíptico. Esto es un punto a favor del autor, que huye de los patrones clasistas del género, cosa que se agradece.

En contra, lo dicho, género más que trillado, ambientes y situaciones vividas infinidad de veces, situaciones predecibles, todo ello desmerece un poco la lectura de la novela, quizá no en 2003, pero sí hoy en 2017.

Nota: 6,5/10

7 de abril de 2017

El sueño del Fevre (George R.R Martin)


La sola mención hoy en día de RR Martin es sinónimo de "Juego de Tronos", su popularidad ha llegado de forma tardía a los 68 años, de la mano de la exitosa saga adaptada a televisión. Pero RR Martin también tiene un pasado, y antes de sumergirse en la literatura fantástica hizo sus pinitos en el género del terror. El sueño del Fevre (1982) es una prueba de ello.

He de reconocer que cuando elaboré la lista de más de 1.000 títulos de novelas de terror, el sueño del Fevre no estaba entre ellas, fue gracias a Jose Manuel, fiel lector de este blog, y puntual colaborador del mismo, que oí hablar de este libro, además de forma muy positiva. Leí las primeras páginas y el estilo de RR Martin no acabó de gustarme, así que lo dejé aparcado, hoy reconozco que no perseverar en la lectura fue un error, por suerte enmendado con el tiempo.

Para ponernos en situación, la acción discurre sobre el año 1857 en el río Mississipi, transporta al lector a una época donde los grandes vapores de palas transportaban personas y mercancías entre las ciudades a lo largo del río, y rememora los ambientes narrados por Mark Twain en su novela "Huckleberry Finn".

El capitán Abner March acuciado por sus deudas decide asociarse con Joshua York, un acaudalado caballero de extrañas costumbres, entre ellas no dejarse ver a la luz del día. Entre los dos gestan al "Sueño del Fevre", un gran vapor de lujo que pretende convertirse en la referencia de los barcos que navegan por el Mississipi.

Abner no se fía de su socio, Joshua ordena paradas imprevistas en la ruta y desaparece por la noche en algunas ciudades sin dar explicaciones. El capitán registra el camarote de Joshua y encuentra recortes de periódicos con extrañas muertes y desapariciones. Cuando Abner le pide a Joshua que se sincere, éste le explica que en realidad es un cazador de vampiros, por eso ha de actuar de noche.

Sin embargo Abner descubre que en realidad Joshua y sus acompañantes son también vampiros que mediante una bebida especial han reprimido su "sed de sangre". La convivencia es pasable hasta que aparece en escena otro grupo de vampiros, con Julian a la cabeza, considerado como el maestro de todos los vampiros. Julian se rie de la "domesticación" de Joshua y tras una noche movidita se apodera del Sueño del Fevre tras una matanza a bordo.

Abner escapa, y su objetivo en la vida se convierte en recuperar al "Sueño del Fevre" y vencer a Julian, tarea complicada cuando se trata de un ser inmortal y superior.

Una historia muy original, la mezcla de conceptos "vampiros" + "america de la exclavitud" aunque parezca absurda funciona bien, y poco a poco la acción engancha al lector y todos acabamos deseando que el capitán March acabe con el vampiro.

Nota: 8/10

13 de marzo de 2017

El Almacén (Bentley Little)


Tres semanas desde la última entrada, mucho tiempo, el blog no pasa por sus mejores momentos, las distracciones son continuas, las ganas de leer van mermando. Parte de la culpa la tienen las horas gastadas en "Layers of fear", un videojuego de terror poco conocido, pero que ha tenido un éxito tremendo por su nivel de enganche, una auténtica joya del ambiente grotesco y tétrico que devuelve al tranquilo lector sensaciones de horror difícilmente alcanzables con la lectura sosegada.

Y a ratos muertos "El Almacén" del autor americano Bentley Little.

La acción discurre en el tranquilo pueblo de Juniper (Arizona), la tranquila vida de sus ciudadanos se ve alterada por la llegada de "El Almacén", una gran cadena comercial en expansión, que con la promesa de generar muchos puestos de trabajo en la zona, se beneficia de favores municipales, infringe la ley, e impone gran cantidad de normas absurdas al resto de la población.

La actividad comercial local se ve seriamente perjudicada, aquellos que no se avienen a las nuevas normas impuestas sufren las consecuencias. Bill encabeza su particular cruzada contra el almacén, pero se topa con la maquinaria de la burocracia y la desobediencia de sus dos hijas, dispuestas a trabajar a toda costa en el nuevo centro comercial.

Las condiciones que impone el almacén a sus trabajadores sobrepasan la ilegalidad, pero la gente parece alienada, acatan todas las normas con una fe ciega, sin llegar a cuestionar nada. El gerente del centro, el señor Lamb, actúa como un tirano y abusa de sus empleados.

El establecimiento comienza a retirar los productos habituales y sustituirlos por objetos extraños: Muñecas vudú, videojuegos violentos, juguetes sexuales. Nadie se queja, y aquellos que lo hacen son despedidos... o algo peor.

Bill decide llegar al fondo del asunto y visita a King, el director general de la cadena "El Almacén". Lo que tenía que ser una queja se acaba convirtiendo en una oferta de trabajo que Bill no podrá rechazar: Director del centro del Juniper, una oportunidad única para cambiar las cosas desde dentro, al menos, eso es lo que Bill cree.

¿ Podrá Bill destruir la macabra maquinaria de King desde dentro ?

Si tengo que definir la novela en una frase breve diría: "Poco creíble". La acción comienza con normalidad, pero los personajes fluctúan de una manera bastante impersonal, y realizan acciones poco lógicas. Sí, ya sé que parece que en una historia de terror esto tendría que ser una constante, pero no, justo por narrar algo inverosímil, los personajes han de seguir una lógica y forma de actuar creíble, sino el castillo de naipes se cae por si mismo.

Nota: 5,5/10

20 de febrero de 2017

Los archivos del doctor Hesselius (Joseph Sheridan Le Fanu)


Continuamos con la extensa lista de los investigadores de lo oculto:

Año
Autor
Investigador

1841
Edgar Allan Poe
Auguste Dupin

1872
Sheridan Le Fanu
Martin Hesselius

1897
Bram Stoker
Abraham Van Helsing

1898
H.H Prichard
Flaxman Low

1902
Arthur Conan Doyle
Sherlock Holmes

1908
Algernon Blackwood
John Silence

1913
William Hope Hodgson
Thomas Carnacki

1913
Sax Rohmer
Moris Klaw

1916
Alesteir Crowley
Simon Iff

1925
Seabury Queen
Jules de Grandin

1926
Dion Fortune
Doctor Taverner

1928
Robert E. Howard
Solomon Kane


Hoy nos visita el doctor Hesselius, personaje creado por Sheridan Le Fanu como contrapunto lógico a todos los aspectos sobrenaturales que sazonan sus relatos. Pionero en esta técnica narrativa, futuros escritores se miraron en el espejo de Le Fanu para crear sus propios investigadores de fenómenos paranormales.

La editorial Valdemar reune en "Los archivos del doctor Hesselius" algunas de sus apariciones en la obra de Le Fanu, en cuatro relatos ya clásicos del horror gótico:

- Té verde
- El familiar
- El juez Harbottle
- Carmilla (ver reseña en este blog)

En los tres primeros relatos, los personajes principales suelen ser hombres de aparente reputación intachable -reverendo, oficial del ejército, o juez-, los cuales son atormentados por continuas visiones y apariciones espectrales que sólo pueden percibir ellos. Esta distorsión de la realidad les empuja dentro de una espiral de locura e irracionalidad de la que nunca podrán escapar. Hesselius tratará de resolver los casos aportando explicaciones lógicas a tan extraños fenómenos.

Le Fanu juega con la dualidad racionalidad-sobrenatural, dejando al lector en la incómoda decisión de decantarse sobre uno de las dos opciones, y sustenta las argumentaciones de Hesselius sobre la base de las teorías de Swedenborg, uno de los primeros filósofos-místicos que intentó explicar el nexo entre el mundo espiritual y material.

El doctor Hesselius, como personaje, no está tan bien caracterizado como los investigadores creados por escritores posteriores, queda en un segundo plano, dejando el verdadero protagonismo al suceso sobrenatural en sí, quizá por ello Hesselius tuvo el honor de ser el primer cazavampiros, pero desde luego, ni el más popular ni el más conocido.

Nota: 6/10

10 de febrero de 2017

El retrato de Dorian Gray (Oscar Wilde)


En retrato de Dorian Gray (año 1890) puede considerarse como uno de las últimas obras catalogadas como terror gótico. Alejada del estilo cargante y pomposo de gótico típico, no carece, sin embargo, de cierto tufillo aristocrático y elitista de la época, normal, al fin y al cabo, Oscar Wilde reflejaba los usos y costumbres de la sociedad del momento.

El autor elucubra sobre la juventud, el culto a la belleza material, y el precio que estamos dispuestos a pagar para mantenerla durante el mayor tiempo posible. ¿ Terror ?, entre poco y nada, a menos que nuestra mayor fobia sea la inevitable vejez.

Dorian Gray es un agraciado y bello joven, uno de sus mejores amigos es pintor, y decide obsequiarle con un retrato suyo. Al recibirlo, Gray piensa en voz alta lo bueno que sería mantener para siempre la belleza de juventud, y que fuera el retrato el que envejeciera por él. A veces, sin saber porque, lo deseos se cumplen, y como si de una maldición se tratara, pasan los años sin que Dorian Gray acuse el paso del tiempo, mientras el cuadro se va transformando y deteriorando con los años.

Gray se enamora de una actriz de teatro, pero la rechaza con crueldad tras comprobar que el amor que sentía hacia ella era una ilusión. La joven, destrozada por el brutal desengaño amoroso, se suicida, creando un fuerte cargo de conciencia en Gray, que a partir de entonces convierte su vida en una espiral de mentiras, contradicciones y muertes.

Horrorizado ante la transformación del retrato, lo oculta; aún así, no puede dejar de sucumbir ante su influjo. Años más tarde el propio pintor convence a Gray para que le muestre el cuadro, este, reticente a ello, claudica y su amigo queda aturdido cuando comprueba con horror la transformación de la figura que había pintado. Gray siente la necesidad de acabar con la vida del pintor y borrar toda huella que relacione su vida con ese retrato, y así lo hace.

Años más tarde, Gray vive mortificado por sus propios pensamientos, aislado por sus propios amigos, y perseguido por el hermano de su primera novia, los acontecimientos se acelerarán hacia un final inesperado.

Novela un tanto soporífera para el lector actual. Muchos diálogos de situación y poca acción. Un clásico de la literatura del género que nos transporta a la alta sociedad inglesa de hace un siglo. Un estilo bastante plano, sin sobresaltos, que invita el lector a echar una cabezadita entre página y página, un contenido que hoy en día no inmuta ni a un joven lector, pero que en su época sirvió a los jueces para declarar a Wilde homosexual (entonces era delito castigado con cárcel). El autor fue sentenciado a dos años de trabajos forzados, y como prueba de su desviación sexual indicaron algunos pasajes del libro donde Dorian Gray y su amigo pintor dejan entrever algo más que una casta amistad. A pesar de que Wilde alegó a su favor que lo que escribía no tenía porque guardar ninguna relación con su vida real, los jueces fueron implacables. 

Y nos quejamos de la censura hoy en día.

Nota: 6/10

7 de febrero de 2017

El horror que nos acecha (Robert Bloch)


Robert Bloch, encumbrado a los altares del género de terror con su novela "Psicosis", mantuvo una larga amistad epistolar con H.P Lovecraft, el excéntrico autor muy poco dado a socializar en vivo con las personas, pero muy prolífico a la hora de cartearse con diversos colegas del gremio. De su correspondencia mutua nació la admiración de Bloch hacia la obra de Lovecraft, de hecho, escribió gran número de relatos encasillados en la saga de los Mitos de Cthulhu.

"Strange Eons", traducción que al cruzar el atlántico quedó como "El horror que nos acecha" no va sobre hombres lobo, pese a lo que la portada parece indicar. No, nada que ver con eso. La trama comienza con la visita a un anticuario. Un extraño cuadro relacionado con Lovecraft desencadena una serie de muertes y misterios, para entender lo que está sucediendo será necesario que nos adentremos en la obra de Lovecraft, cada uno de sus relatos nos dará una pista a seguir, una indicación de lo que está sucediendo y las acciones a seguir.

Los Mitos de Cthulhu son sólo eso, mitos, leyendas generadas por la enfermiza mente de Lovecraft, pero, ¿Qué sucedería si Lovecraft tenía razón, y cada uno de sus relatos era un aviso de lo que el futuro nos tiene preparado?. ¿Es posible que los Dioses ancestrales sean reales, y solo han estado durmiendo un largo letargo?

Bloch con esta novela homenajea a Lovecraft, enumera su obra, desentraña sus misterios, e invita al lector a releer al genio de Providence, dando algunas pistas sobre el contenido de su obra.

Un "must" para los amantes de Lovecraft, y un "should" para los fans de Bloch.

Nota: 6,5/10

1 de febrero de 2017

Un verano tenebroso (Dan Simmons)


...Y se acabó la cuesta de enero, arrancamos este febrero con el autor americano Dan Simmons, consagrado en el género de la ciencia ficción por su saga de Hyperion, obra de culto para los amantes de la sci-fci, recuerdo con algo de vergüenza que comencé a leer y no fui capaz de terminarla. Pero Simmons también cultiva el género del terror, nos quedamos helados de miedo con su "Terror", reseñado hace dos años en este blog (como pasa el tiempo), y hoy, traemos nada menos que el premio Locus de 1992, "Un verano tenebroso".

En el pequeño pueblo de Elm Haven una pandilla de niños comienza sus vacaciones escolares de verano, la desaparición de un niño activa al grupo como un único ente para tratar de averiguar lo que ha sucedido. La investigación del más astuto de los críos revela que un misterio sobrenatural relacionado con una antigua campana se cierne como una maldición sobre el pueblo. Sus indagaciones le costarán la vida, pero abrirán la veda al resto del grupo para intentar acabar con la pesadilla que azota Elm Haven.

Ambientado en la América rural de los años cincuenta, Simmons nos mezcla en su particular coctelera los típicos ingredientes que son garantía de éxito en este tipo de novelas: Una pandilla de adolescentes aventureros, los miedos propios de la época a lo nuevo que viene para cambiar todo, una antigua leyenda sobre un objeto maldito, y una gran variedad de monstruos (¿No os recuerda un poco a "IT" de Stephen King?).

Sus más de 700 páginas se hacen un tanto duras de digerir, al fin y al cabo, el hilo argumental es muy simple, y hay fragmentos de la historia que resultan un poco repetitivos. A su favor, el estilo es fácil de leer, y aunque la imaginación del autor es desbordante, algunas acciones de los niños son difíciles de creer, son niños, no son superheroes, lo que resta algo de credibilidad al relato.

Nota: 7/10

18 de enero de 2017

La muerta que vivió seis veces (Silver Kane)


No es la primera vez que traemos a este blog novelas pulp españolas, por aquí ha pasado lo más granado del género de terror de los años setenta y ochenta, "obras de kiosko" por decirlo de forma cariñosa, ya que hasta el kiosko de la esquina tenía que ir el lector, cinco duros en mano (25 de las antiguas pesetas para que nos entiendan los más jóvenes), para hacerse con uno de estos ejemplares de la editorial Bruguera.

Silver Kane (Fco. Gónzalez Ledesma) no es un desconocido aquí, hace un tiempo reseñamos "El buque del horror". ¿Qué tiene entonces de especial "La muerta que vivió seis veces"?, pertenece a la misma colección de Bolsilibros de Bruguera, pero tiene el honor de ser el número 1 de la selección Terror que comenzó su andadura allá por el año 1973. 

A veces me pregunto, ¿Interesaba el género en esa época?, ¿Cuales eran los miedos de aquellos lectores, convertidos ya hoy en los futuros jubilados del país?, cuarenta años después, el panorama ha cambiado, la imaginación del lector se ha permutado por los efectos especiales de las series y películas, que en cierta manera han prostituido el terror, adulterando la capacidad de sentir miedo de toda una generación de jóvenes, inmunes al más ancestral de nuestros sentimientos a base de ver cada día la depravación humana en todos los informativos, y tener a un click de ratón cualquier vídeo violento o morboso que muestre la decadencia de nuestra especie, así como la espiral de indiferencia en que nos hallamos hoy en día.

No quería ponerme filosófico, yo quería decir algo de Silver Kane, pero a veces las palabras manan solas, algunas personas ven en la nostalgia un sentimiento de debilidad, dicen que aferrarse al pasado no es bueno, que hay que mirar hacia delante. Discrepo, lo siento, me encanta sentir nostalgia, me gusta coger de vez en cuando un ejemplar de esos autores españoles con seudónimos americanizados, los Kane, Garland, Carrados, Barby, etc, y rememorar entre sus páginas viejos tics sólo reconocibles para aquellos lectores que ya peinamos canas.

El argumento de "La muerta que vivió seis veces" poco importa, extrañas desapariciones de mujeres, una investigación policial en ciernes y algo de fetichismo sexual, todo ello configura una lectura, que nunca será sesuda, ni pretende ser lo que no es, pero siempre nos hará pasar una hora y media agradable, dejando correr nuestra imaginación, y activando nuestro interruptor nostálgico.

Nota: 5,5/10

17 de enero de 2017

Las posesiones del Doctor Forrest (Richard T. Kelly)


Desasosiego, es la palabra que andaba buscando, y que mejor encaja con la sensación que me queda tras la lectura de "Las posesiones del Doctor Forrest", novela del autor irlandés Richard T. Kelly, un ejercicio de narrativa gótica al más puro estilo de los clásicos.

El Doctor Forrest, un reputado cirujano plástico, lo tiene todo en la vida, sin embargo, las cosas empiezan a torcerse cuando su pareja le abandona y él desaparece por completo. Sus amigos, Lochram y Hartford, ambos también doctores, están preocupados por el paradero desconocido del Dr. Forrest y comienzan a indagar las posibles causas de la desaparición. La investigación les llevará por un cauce de secretismo y muertes inexplicables. La verdad, sin embargo, no se revelará hasta el final, cuando el propio Dr. Forrest narre los sorprendentes y macabros acontecimientos.

Es muy loable el intento de Richard T. Kelly de volver a la esencia y los orígenes de la novela gótica, en parte consigue esa atmósfera tan difícil de recrear, con ese punto de intriga que no se desvela hasta el sorprendente final. El estilo narrativo es destacable, directo, y un tanto culto, parece una mezcla entre Henry James (Otra vuelta de tuerca) y John Franklin Bardin (Al salir del infierno), lo cual es de agradecer.

Por contra, la digestión de la novela se hace pesada, las pesquisas para averiguar lo sucedido al Dr. Forrest se eternizan de manera cruel para el lector, el autor divaga más de lo necesario en flashbacks temporales que no aportan demasiado a la trama principal, tanto es así, que estuve tentado de abandonar la lectura y dejar una pésima valoración, sin embargo, en el último tercio de la historia, la madeja comienza a desliarse, y las piezas del puzzle empiezan a encajar por fin, la sorprendente historia del Dr. Forrest toma completa relevancia, y la lectura vuelve a ser adictiva.

En definitiva, "Las posesiones del Doctor Forrest" desarrolla una buena idea (la posesión) de una forma original, pero peca de ser demasiado pomposa, y lo que el autor intenta que sea el preludio que cree intranquilidad en lector, se convierte en tedio y aburrimiento. Una pena, porque con buenos mimbres se suelen construir buenos cestos, y en este caso la creación gótica también ha heredado los defectos de sus antecesores: Exceso de retórica, tramas paralelas sin sustancia y preludios innecesarios.

Nota: 6/10

9 de enero de 2017

Penitencia (J.E Alamo)


A algunos autores les llega tarde la vocación de escribir, a Joseph Álamo la inspiración le llegó nada menos que a los cuarenta y cinco años, dando una vez más la razón al refranero español: "Nunca es tarde si la dicha es buena". Y es que este británico de nacimiento, valenciano de adopción, cuenta en su haber con varias novelas que percuten en nuestro género favorito, entre ellas "Penitencia" (2010), un thriller de acción, con aparente fondo de novela negra, pero con un tufillo sobrenatural que se respira en cada una de las páginas.

Penitencia comienza con "El Segador", un despiadado asesino en serie que aterroriza la ciudad, sus métodos son crueles y macabros, la policía lleva tiempo tras su pista, pero siempre se escabulle. El inspector Aguirre investiga el caso en paralelo y descubre que el asesino no trabaja sólo, forma una truculenta asociación con una mujer y su hijo un tanto especial.

Algo maligno sacude la mente del segador, algo que le obliga a ofrendar sacrificios de forma constante, primero un sacerdote, luego varias víctimas de un geriátrico. Aguirre va a tener que emplearse a fondo para dar caza al asesino; en realidad tendrá que enfrentarse con algo mucho menos mundano.

"Penitencia" se lee de forma fácil, Álamo escribe con un estilo muy llano y directo, donde el lector se puede sentir identificado por lo cotidiano, y a la vez deja entrever ese halo sobrenatural que rodea la acción durante toda la narración. Los personajes están bien construidos; quizá demasiado encasillados en sus roles, la trama es absorbente, aunque el desenlace deja demasiados aspectos a la imaginación del lector, que no digo que este ni bien ni mal, a mi personalmente me gusta que todo quede más atado, y al final del libro se descubran todas las cartas de la baraja.

Recomendable lectura si te gustan las tramas de novela negra, asesinos, policías, pistas y víctimas, todo ello aderezado con un toque sobrenatural.

Nota: 6,5/10